<!– /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-parent:”"; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; mso-layout-grid-align:none; punctuation-wrap:simple; text-autospace:none; font-size:10.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”; mso-ansi-language:ES-TRAD;} h1 {mso-style-next:Normal; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; text-align:justify; text-indent:72.0pt; mso-pagination:none; page-break-after:avoid; mso-outline-level:1; font-size:11.0pt; mso-bidi-font-size:12.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-font-kerning:0pt;} @page Section1 {size:612.0pt 792.0pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:36.0pt; mso-footer-margin:36.0pt; mso-paper-source:0;} div.Section1 {page:Section1;} –>

Intensidad de las lluvias

Existe una correlación aceptable entre la intensidad de lluvia y la cantidad de suelo perdido por erosión. Es uno de los parámetros potenciales para la determinación de la erosividad de la lluvia. Para establecer las correlaciones, las estaciones meteorológicas deben registrar la frecuencia de las ocurrencias de las intensidades.

Las mediciones de intensidad en las estaciones meteorológicas se realizan en los pluviométricos donde los incrementos sucesivos de lluvia son registrados en las hojas de registro conectados a un reloj cuya velocidad varia de acuerdo a la frecuencia con la cual las hojas de registro son cambiadas. En algunas estaciones pluviométricas los cambios se realizan diariamente y en otros en forma semanal y mensual. La intensidad se computa a partir del cambio en la cantidad de lluvia registrada lo cual la gradiente de la línea registrada. Este método indirecto es apropiado para promediar las intensidades sobre largos periodos de tiempo, pero se requieren datos de intensidad para periodos cortos el método es poco exacto. En regiones templadas las intensidades raras veces sobrepasan los 75 mm/hora, mientras que en regiones tropicales alcanzan intensidades de 150 mm/hora y es normal. El record de intensidad se ha registrado en África con 340 mm/hora. En el altiplano la intensidad varia bastante 12 –15 mm/hora. ¡Averigüe cuanto es exactamente?

En el sigueinte cuadro se muestra  al aplicar los parametros de medicion de intensidades de frecuenxias de retorno y las probabilidades de lluvia  que  acaeceran, dicho de otra manera  retornaran en los proximos años  es mayores a 700 mm se veran en  27 años posteriores al años del 1984 y que  esta  secuencia iran  rebajando las intensidades  desde 2012 a 2015 para  estabilizarse nuevamente en su  regimen critico de escorrentia.

Es necsario hacer  nuevas  estimaciones  respecto a  esta investigción para tener mayores informaciones  para evitaqr  posteriores  riadas que  dañan las  producciones  de los pobladores  principalmente  a las  orillas de los rios y cuencas  aportantes con flujo hidrico.

DATOS ORDENACION NUMERO FRECUENCIA PROBABILIDADES
SENAMHI CRECIENTE ORDEN DE RETORNO DE LLUVIA %
AÑOS pp (mm) pp M (M/n+1)*100
1984 673.8 759.1 1 27.00 3.6
1985 759.1 673.8 2 13.50 7.1
1986 379.2 571.5 3 9.00 10.7
1987 420.7 539.2 4 6.75 14.3
1988 395.1 536.6 5 5.40 17.9
1989 293.1 529.1 6 4.50 21.4
1990 400.4 490.5 7 3.86 25.0
1991 205.9 481.6 8 3.38 28.6
1992 295.8 445.8 9 3.00 32.1
1993 445.8 445.4 10 2.70 35.7
1994 304.6 421.3 11 2.45 39.3
1995 346.9 420.7 12 2.25 42.9
1996 382.9 415.8 13 2.08 46.4
1997 490.5 400.4 14 1.93 50.0
1998 343.8 395.1 15 1.80 53.6
1999 529.1 382.9 16 1.69 57.1
2000 379.9 379.9 17 1.59 60.7
2001 539.2 379.2 18 1.50 64.3
2002 415.8 346.9 19 1.42 67.9
2003 300.7 343.8 20 1.35 71.4
2004 234.1 327.5 21 1.29 75.0
2005 536.6 304.6 22 1.23 78.6
2006 445.4 300.7 23 1.17 82.1
2007 421.3 295.8 24 1.13 85.7
2008 327.5 293.1 25 1.08 89.3
2009 571.5 234.1 26 1.04 92.9
2010 481.6 205.9 27 1.00 96.4
n 27
n+1 28

Publicado en Personal en Junio 4th, 2012. Sin Comentarios.

<!– /* Font Definitions */ @font-face {font-family:Wingdings; panose-1:5 0 0 0 0 0 0 0 0 0; mso-font-charset:2; mso-generic-font-family:auto; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:0 268435456 0 0 -2147483648 0;} @font-face {font-family:Calibri; mso-font-alt:LuzSans-Book; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:swiss; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:-520092929 1073786111 9 0 415 0;} /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-parent:”"; margin-top:0cm; margin-right:0cm; margin-bottom:10.0pt; margin-left:0cm; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:Calibri; mso-fareast-font-family:Calibri; mso-bidi-font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-language:EN-US;} p.Prrafodelista, li.Prrafodelista, div.Prrafodelista {mso-style-name:”Párrafo de lista”; margin-top:0cm; margin-right:0cm; margin-bottom:10.0pt; margin-left:36.0pt; mso-add-space:auto; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:Calibri; mso-fareast-font-family:Calibri; mso-bidi-font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-language:EN-US;} p.PrrafodelistaCxSpFirst, li.PrrafodelistaCxSpFirst, div.PrrafodelistaCxSpFirst {mso-style-name:”Párrafo de listaCxSpFirst”; mso-style-type:export-only; margin-top:0cm; margin-right:0cm; margin-bottom:0cm; margin-left:36.0pt; margin-bottom:.0001pt; mso-add-space:auto; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:Calibri; mso-fareast-font-family:Calibri; mso-bidi-font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-language:EN-US;} p.PrrafodelistaCxSpMiddle, li.PrrafodelistaCxSpMiddle, div.PrrafodelistaCxSpMiddle {mso-style-name:”Párrafo de listaCxSpMiddle”; mso-style-type:export-only; margin-top:0cm; margin-right:0cm; margin-bottom:0cm; margin-left:36.0pt; margin-bottom:.0001pt; mso-add-space:auto; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:Calibri; mso-fareast-font-family:Calibri; mso-bidi-font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-language:EN-US;} p.PrrafodelistaCxSpLast, li.PrrafodelistaCxSpLast, div.PrrafodelistaCxSpLast {mso-style-name:”Párrafo de listaCxSpLast”; mso-style-type:export-only; margin-top:0cm; margin-right:0cm; margin-bottom:10.0pt; margin-left:36.0pt; mso-add-space:auto; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:Calibri; mso-fareast-font-family:Calibri; mso-bidi-font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-language:EN-US;} @page Section1 {size:612.0pt 792.0pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:36.0pt; mso-footer-margin:36.0pt; mso-paper-source:0;} div.Section1 {page:Section1;} /* List Definitions */ @list l0 {mso-list-id:1064723214; mso-list-type:hybrid; mso-list-template-ids:-469739128 -2061461984 201981955 201981957 201981953 201981955 201981957 201981953 201981955 201981957;} @list l0:level1 {mso-level-start-at:2; mso-level-number-format:bullet; mso-level-text:; mso-level-tab-stop:none; mso-level-number-position:left; text-indent:-18.0pt; font-family:Symbol; mso-fareast-font-family:Calibri; mso-bidi-font-family:”Times New Roman”;} @list l1 {mso-list-id:1631741270; mso-list-template-ids:2077782008;} @list l1:level1 {mso-level-tab-stop:none; mso-level-number-position:left; text-indent:-18.0pt;} @list l1:level2 {mso-level-legal-format:yes; mso-level-text:”%1\.%2\.”; mso-level-tab-stop:none; mso-level-number-position:left; margin-left:36.0pt; text-indent:-18.0pt;} @list l1:level3 {mso-level-legal-format:yes; mso-level-text:”%1\.%2\.%3\.”; mso-level-tab-stop:none; mso-level-number-position:left; margin-left:54.0pt; text-indent:-36.0pt;} @list l1:level4 {mso-level-legal-format:yes; mso-level-text:”%1\.%2\.%3\.%4\.”; mso-level-tab-stop:none; mso-level-number-position:left; margin-left:54.0pt; text-indent:-36.0pt;} @list l1:level5 {mso-level-legal-format:yes; mso-level-text:”%1\.%2\.%3\.%4\.%5\.”; mso-level-tab-stop:none; mso-level-number-position:left; margin-left:72.0pt; text-indent:-54.0pt;} @list l1:level6 {mso-level-legal-format:yes; mso-level-text:”%1\.%2\.%3\.%4\.%5\.%6\.”; mso-level-tab-stop:none; mso-level-number-position:left; margin-left:72.0pt; text-indent:-54.0pt;} @list l1:level7 {mso-level-legal-format:yes; mso-level-text:”%1\.%2\.%3\.%4\.%5\.%6\.%7\.”; mso-level-tab-stop:none; mso-level-number-position:left; margin-left:90.0pt; text-indent:-72.0pt;} @list l1:level8 {mso-level-legal-format:yes; mso-level-text:”%1\.%2\.%3\.%4\.%5\.%6\.%7\.%8\.”; mso-level-tab-stop:none; mso-level-number-position:left; margin-left:90.0pt; text-indent:-72.0pt;} @list l1:level9 {mso-level-legal-format:yes; mso-level-text:”%1\.%2\.%3\.%4\.%5\.%6\.%7\.%8\.%9\.”; mso-level-tab-stop:none; mso-level-number-position:left; margin-left:108.0pt; text-indent:-90.0pt;} ol {margin-bottom:0cm;} ul {margin-bottom:0cm;} –>

1. ESTUDIO DE LA HIDROGEOLOGIA.

En hidrogeología, el conocimiento de la geología es fundamental.

El hidrogeólogo, aunque no ha de ser necesariamente un especialista e el estudio de la geología, o de alguna rama clásica, si que deberá tener los suficientes e imprescindibles conocimientos geológicos, que le permitan emprender, comprender y resolver los problemas que naturalmente se derivan de todo un estudio hidrogeológico.

La definición de acuífero conlleva la existencia de un continente y un contenido.

La naturaleza, disposición y circunstancias de la roca continuamente, condicionaran el comportamiento a través de su seno de las aguas contenidas.

2. ROCAS Y MINERALES CLASIFICACIÓN DE ROCAS.

Desgraciadamente al hombre solo le esta permitido acceder, hoy por hoy, a la capa más superficial de la corteza terrestre.

Esta corteza en su parte visible y accesible al hombre, esta formada por rocas, que a su vez son el resultado de un yuxtaposición de una serie de elementos de categorías inferior denominados minerales.

Un conjunto de minerales agrupados o asociados de forma natural, constituyen una roca.

En la definición de esta roca, habrá que distinguir los minerales esenciales de los que no lo son. Los minerales que definen un granito son el cuarzo, feldespato y mica. La ausencia de cualquiera de ellos haría que la roca ya no pudiera ser definida como un granito.

Los minerales no esenciales o accesorios en la constitución de una roca, son los que pueden faltar sin que por ello cambie la denominación de dicha roca. En el caso de granitos en los que aparecen magnetita u otros minerales de forma circunstancial.

Las rocas se clasifican en primer lugar de acuerdo con su origen, y en segundo lugar y como complemento a la primera clasificación, de acuerdo con los minerales que los forman.

Según este criterio, las rocas se dividen en tres grandes grupos o clases: Eruptivas, sedimentarias y metamórficas. Según se haya formado por cristalización del magma en profundidad o superficie por acumulación o consolidación de restos de roca prexistentes, o bien por medio de transformaciones de los dos tipos anteriores, bajo la acción de agentes físicos (temperatura, presión) o químicos (aportes de elementos químicos extraños a las mismas).

2.1. Rocas eruptivas.

Cuando el magma cristaliza en profundidad, la roca eruptiva recibe el nombre de plutónica. Si esta consolidación produce en su camino ascendente hacia la superficie entonces se llama filoniana. Por ultimo, cuando el magma vierte en superficie en estado liquido, la roca que se origina en su consolidación se la denomina volcánica.

Dentro de las rocas plutónicas cabe distinguir, según su composición mineralógica:

· Granitos:

· Sienitas

· Dioritas

· Gabros:

· Peridotitas

2.2. Rocas sedimentarias.

La rocas sedimentarias, se forma como consecuencia del efecto de erosión, transporte y sedimentación y consolidación que actúa sobre las rocas ya existentes.

Ocupan del 10% al 20% del total del volumen de la tierra y casi un 75% de la superficie terrestre no ocupada por los mares.

Si se tiene en cuenta que los principales acuíferos se constituyen sobre estas rocas, se comprenderá la importancia que su conocimiento tiene para el hidrogeológico.

Las rocas sedimentarias consolidadas, según su origen se clasifican en:

Rocas detríticas: Constituidas por trozos de otras rocas, aglomeradas con un cemento. Que pueden ser calcáreos arcillosos o silíceo.

Cuando son de gran tamaño entonces tenemos los conglomerados, que si los cantos son angulosos, reciben el nombre de brechas.

Las areniscas son rocas detríticas muy abundantes de grano medio y fino, cuando los granos son de cuarzo y feldespatos y el cemento calcáreo, reciben el nombre de arcosas. Suelen constituir buenos acuíferos.

El loess, es una formación detrítica, constituida por partículas muy finas, de origen eólico, que se constituyen en depósito poco consolidados y formados esencialmente por cuarzo, feldespato, arcillas y micas.

Las arcillas constituyen los agregados de grano más fino, siendo compleja su naturaleza mineralógica.

Rocas de origen químico: Cuando se originan como consecuencia de una precipitación química. En el interior del medio acuoso en el que se hallan disueltos. Las más importantes son las calizas que se originan por precipitación de soluciones ricas en carbonato cálcico.

La dolomitas, están constituidas por mezcla de carbonato cálcico y carbonato magnésico.

Las margas son rocas intermedias entre la caliza y las arcillas. Presentan una gama extensísima, desde las arcillas algo calcáreas, hasta las calizas arcillosas con todos los pasos intermedios.

Rocas de origen orgánico: Es el caso en que en su formación han intervenido directamente los seres vivos. La propia naturaleza de la roca esta constituida por restos de esos seres vivos más o menos alterados.

2.3. Rocas metamórficas.

Las rocas metamórficas son los resultados de profundas transformaciones de tipo fisicoquímico, que actúan sobre las rocas de cualquier tipo ya prexistentes.

Estas transformaciones o modificaciones son debido al llamado proceso de metamorfismo que puede ser originado por cambios en la presión, en la temperatura y bien en ambos.

Hay que advertir que geológicamente hablando, el vocablo pizarra debe reservarse para la roca sedimentaria, de naturaleza arcillosa que ha sufrido una fuerte compresión. De forma impropia se maneja esta palabra equivocadamente (Pizarra) para designar a todo tipo de roca que posea una exfoliación muy marcada a lo largo de los planos paralelos.

3. CICLO GEOLOGICO

3.1. Definición.

El ciclo geológico viene definido por tres proceso fundamentales; Erosión, Transporte y sedimentación. (Véase Fig. 1.1.)

Los agentes externos meteorológicos actúan sobre las rocas alterándolas, disgregándolas y transformándolas (erosión).

Las partículas de diferentes tamaños, son transportados (transporte) por ríos, torrentes, glaciares y vientos, hasta que, cuando las condiciones son favorables se depositan generalmente en el mar (sedimentación), formando los sedimentos que poco a poco y lentamente ven engrosando y compactando hasta dar lugar a un nuevo tipo de roca.

Esta nueva roca, una vez afectada por los movimientos orogénicos puede ser expuesta a la erosión, iniciándose así un nuevo ciclo geológico.

3.2. Ambiente sedimentarios.

Es importante definir los ambientes en que se producen la sedimentación. Tradicionalmente se vienen distinguiéndose en dos tipos principales de ambientes sedimentarios: El continental y el marino.

Se denomina ambientes continentales a todos aquellos lugares donde la sedimentación se produce dentro de las áreas continentales. Pueden ser glaciar, desértico, fluvial y lagunar.

Los sedimentos glaciares son arrastrados por la corriente de hielo y son depositados en las moreras frontal, lateral o de fondo.

Es característico de este ambiente sedimentario, la gran heterometría de los materiales, coexistentes bloques, gravillas o arenas finas.

En el ambiente desértico, el agente de transporte casi exclusivo es el viento, realizando una eficaz labor de calibrado.

En lo sedimentos que se originan e este ambiente, la estratificación no es perfectamente paralela, sino que adopta lo que se denomina estratificación cruzada tan característica de las dunas o arenas.

El ambiente fluvial se caracteriza por la extraordinaria variabilidad de los sedimentos depositados (aluviones), tanto en sentido vertical como horizontal. Ello se debe, por un lado a la continua divagación lateral del rio, y por otro, a los sucesivos aportes de material sólido que se superponen a los ya existentes y originados con anterioridad.

Finalmente dentro de los ambientes sedimentarios continentales, el lacustre y/o pantanoso, se caracteriza porque los sedimentos, además de partículas sólidas (arenas y arcillas) contienen gran cantidad de depósitos de tipo químico y orgánico, originándose acumulaciones de sales minerales (evaporitas), y en los pantanos, depósitos del tipo de turba.

Dentro del ambiente marino se distingue tres grandes regiones donde pueden producirse la sedimentación nerítica, batial y abisal:

La región neritica corresponde a la zona más cercana a la costa y alcanza una profundidad de 200 metros. Que generalmente donde se sitúa el borde de la plataforma.

La zona batial que incluye el talud que separa de la plataforma continental de los grandes fondos marinos puede alcanzar desde los 200 metros de profundidad hasta los 2.000 metros y es aquí se depositan los materiales mas finos tales como arcillas y los limos.

En la zona abisal corresponde a los grandes fondos marinos, solo depositan materiales pulverulentos muy finos arrastrados por el viento y los esqueletos silíceos de diversos organismos ya que los de naturaleza calcárea se disuelven con el agua.

4. ACUIFEROS.

Dada la importancia que tiene el agua como recurso natural necesario para la vida del hombre, amínales y plantas, y su progresiva escasez, el estudio de la hidrogeología se polariza cada día más hacia el perfeccionamiento del conocimiento de los acuíferos. Su funcionamiento, alimentación, descarga, explotación y aprovechamiento. (Fig. 2.5.)

Es por esto que es preciso definir a este respecto, los conceptos básicos que se refieren a los acuíferos y a sus parámetros esenciales.

4.1. Definición: acuíferos, acuitardo, acuífero confinado, y acuífugo.

En hidrogeología, se denomina acuífero a aquel estrato o formación geológica que permitiendo la circulación del agua por sus poros o grites, hace que el hombre pueda aprovecharla en cantidades económicamente apreciables, con el fin de atender sus necesidades.

El acuitardo, hace referencia a la existencia de numerosas formaciones geológica que conteniendo importantes cantidades de agua, la transmiten muy lentamente por lo que tampoco son aptas para el emplazamiento de obras de captación.

No obstante, bajo condiciones especiales, permiten un recarga vertical de acuíferos, que pueden a ser muy importante en ciertos casos. Por ejemplo un nivel de arcillas arenosas puede comportarse como un acuítardo, si esta dispuesto encima de un acuífero más importante al que puede recargar.

Por contrario, un acui confinado se define como aquella formación geológica que conteniendo agua en su interior, incluso hasta la saturación, no la transmite y por tanto, no es posible su explotación. Dentro de este grupo pueden incluirse los cienos y léganos, y en general las arcillas.

Finalmente Se denomina acuífago a aquellas formaciones geológicas que no contiene agua ni la pueden transmitir como el caso de un macizo granítico no alterado ni fracturado.

ANALISIS SEGÚN ZONAS DE UBICACIÓN

LOCALIDAD

Perfil hidrogeológico de Acuíferos

a)

b)

c)

d)

1

Acceso a Obrajes

X

2

Paria

X

3

Proximidades de Soracachi

X

4

Acceso a Guardaña

X

5

Jiquillla

X

6

Khasa Huasa

X

7

Wichuloma

X

Publicado en Personal en Junio 4th, 2012. Sin Comentarios.

<!– /* Font Definitions */ @font-face {font-family:Wingdings; panose-1:5 0 0 0 0 0 0 0 0 0; mso-font-charset:2; mso-generic-font-family:auto; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:0 268435456 0 0 -2147483648 0;} @font-face {font-family:Tahoma; panose-1:2 11 6 4 3 5 4 4 2 4; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:swiss; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:1627421319 -2147483648 8 0 66047 0;} @font-face {font-family:”Bookman Old Style”; panose-1:2 5 6 4 5 5 5 2 2 4; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:roman; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:647 0 0 0 159 0;} /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-parent:”"; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; mso-layout-grid-align:none; punctuation-wrap:simple; text-autospace:none; font-size:10.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”; mso-ansi-language:ES-TRAD;} h1 {mso-style-link:” Car Car7″; mso-style-next:Normal; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; text-align:justify; text-indent:72.0pt; mso-pagination:none; page-break-after:avoid; mso-outline-level:1; font-size:11.0pt; mso-bidi-font-size:12.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-font-kerning:0pt; font-weight:bold;} h4 {mso-style-link:” Car Car6″; mso-style-next:Normal; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; text-align:justify; mso-pagination:none; page-break-after:avoid; mso-outline-level:4; mso-layout-grid-align:none; punctuation-wrap:simple; text-autospace:none; font-size:11.0pt; mso-bidi-font-size:10.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-ansi-language:ES-TRAD; font-weight:normal; font-style:italic;} p.MsoFootnoteText, li.MsoFootnoteText, div.MsoFootnoteText {mso-style-noshow:yes; mso-style-link:” Car Car2″; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; mso-layout-grid-align:none; punctuation-wrap:simple; text-autospace:none; font-size:10.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”; mso-ansi-language:ES-TRAD;} p.MsoBodyText, li.MsoBodyText, div.MsoBodyText {mso-style-link:” Car Car4″; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; text-align:justify; mso-pagination:none; mso-layout-grid-align:none; punctuation-wrap:simple; text-autospace:none; font-size:11.0pt; mso-bidi-font-size:10.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”; mso-ansi-language:ES-TRAD; mso-bidi-font-style:italic;} p {mso-margin-top-alt:auto; margin-right:0cm; mso-margin-bottom-alt:auto; margin-left:0cm; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;} span.CarCar7 {mso-style-name:” Car Car7″; mso-style-locked:yes; mso-style-link:”Título 1″; mso-ansi-font-size:11.0pt; mso-bidi-font-size:12.0pt; mso-ansi-language:ES; mso-fareast-language:ES; mso-bidi-language:AR-SA; font-weight:bold;} span.CarCar6 {mso-style-name:” Car Car6″; mso-style-locked:yes; mso-style-link:”Título 4″; mso-ansi-font-size:11.0pt; mso-ansi-language:ES-TRAD; mso-fareast-language:ES; mso-bidi-language:AR-SA; font-style:italic;} span.CarCar4 {mso-style-name:” Car Car4″; mso-style-locked:yes; mso-style-link:”Texto independiente”; mso-ansi-font-size:11.0pt; mso-ansi-language:ES-TRAD; mso-fareast-language:ES; mso-bidi-language:AR-SA; mso-bidi-font-style:italic;} span.CarCar2 {mso-style-name:” Car Car2″; mso-style-noshow:yes; mso-style-locked:yes; mso-style-link:”Texto nota pie”; mso-ansi-language:ES-TRAD; mso-fareast-language:ES; mso-bidi-language:AR-SA;} /* Page Definitions */ @page {mso-footnote-separator:url(”file:///C:/DOCUME~1/fcapv/CONFIG~1/Temp/msohtml1/01/clip_header.htm”) fs; mso-footnote-continuation-separator:url(”file:///C:/DOCUME~1/fcapv/CONFIG~1/Temp/msohtml1/01/clip_header.htm”) fcs; mso-endnote-separator:url(”file:///C:/DOCUME~1/fcapv/CONFIG~1/Temp/msohtml1/01/clip_header.htm”) es; mso-endnote-continuation-separator:url(”file:///C:/DOCUME~1/fcapv/CONFIG~1/Temp/msohtml1/01/clip_header.htm”) ecs;} @page Section1 {size:612.0pt 792.0pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:36.0pt; mso-footer-margin:36.0pt; mso-paper-source:0;} div.Section1 {page:Section1;} /* List Definitions */ @list l0 {mso-list-id:297105020; mso-list-type:hybrid; mso-list-template-ids:1820853408 201981961 201981955 201981957 201981953 201981955 201981957 201981953 201981955 201981957;} @list l0:level1 {mso-level-number-format:bullet; mso-level-text:; mso-level-tab-stop:36.0pt; mso-level-number-position:left; text-indent:-18.0pt; font-family:Wingdings;} @list l1 {mso-list-id:713963719; mso-list-type:hybrid; mso-list-template-ids:-990471794 201981965 201981955 201981957 201981953 201981955 201981957 201981953 201981955 201981957;} @list l1:level1 {mso-level-number-format:bullet; mso-level-text:; mso-level-tab-stop:56.25pt; mso-level-number-position:left; margin-left:56.25pt; text-indent:-18.0pt; font-family:Wingdings;} ol {margin-bottom:0cm;} ul {margin-bottom:0cm;} –>

HUMANIDAD Y LOS RECURSOS NATURALES

v [1] M Sc. Ing. Fernández Camacho

v La degradación de suelos es como una crisis silenciosa que está avanzando tan rápidamente en América Latina (AL) que pocos países tienen la esperanza de alcanzar una agricultura sostenible en un futuro próximo. Es un problema que, a pesar de estar amenazando la subsistencia de millones de personas en la región, tiende a ser ignorado por los gobiernos y la población en general.(J.R. Benites, D. Saintraint y K. Morimoto. 2005)

v Aunque existe una creciente preocupación sobre el problema de la degradación de tierras en América Latina por parte de varias organizaciones internacionales de investigación, agencias de planificación agrícola y desarrollo (Conservation Foundation, FAO, 1954a, b, c; CEPAL, 1989; UNEP, 1990; FAO, 1991; Oldeman et al., ISRIC/UNEP, 1991) la solución del problema depende, sin embargo, de los gobiernos.

v Los Gobiernos nacionales, municipales y locales tienen la responsabilidad urgente de crear una mayor conciencia en la población acerca del deterioro de los recursos de tierras y de su efecto negativo sobre la producción agrícola y la economía de sus países.

v Las causas de la degradación de suelos tienen su origen en factores socioeconómicos, en el sobre-explotación de la capacidad de uso de las tierras y en prácticas de manejo de suelo y agua inadecuados.

v La información disponible de investigación sobre los tipos, causas, grado y severidad de la degradación de tierras es todavía insuficiente en la mayoría de los países de AL. Esta falta de información dificulta enormemente la identificación y la puesta en práctica de estrategias efectivas de conservación y rehabilitación de tierras.

v Este estudio tiene por objeto revisar la información disponible sobre los diferentes tipos, causas, grado y severidad de la degradación de tierras en nuestro medio y país. También sugiere algunas medidas correctivas y estrategias para los programas de conservación de tierras basados en experiencias anteriores y actuales de proyectos FAO de asistencia en conservación de suelos en la región.

Recursos naturales: estado de equilibrio

Cuando se compara la humanidad versus RRNN surge gran preocupación que compromete la estabilidad de la vida y lo seres humanos para comenzar, no existe un equilibrio estático entre la demanda y la provisión de alimentos en el mundo. Este balance no estable origina grandes desastres en un ecosistema. Por ejemplo la proliferación de animales silvestres y vegetales está limitada por factores naturales de regulación. En caso de los humanos en tiempos pasados muchos indicaban que los factores naturales regulaban a una sociedad y eran las guerras, el hambre, las enfermedades y otros las cuales mantienen un balance adecuado entre la producción y la demanda. Sin embargo surge un gran problema cuando los seres humanos empiezan a controlar los factores limitantes y la población aumenta en una curva exponencial lo que otros indican como una relación geométrica. Este es un problema muy serio cuando se toma en cuenta que a medida que la población aumenta existe mayor cantidad de gente para la próxima generación. Por tanto, se origina un crecimiento acelerado con una retroalimentación constante. Esta consecuencia natural de crecimiento poblacional es mucho mayor en el incremento de la producción de alimentos, lo que causa en muchas partes del mundo y mucho probable en el futura la escasez de alimentos

Cuando se compara la humanidad con la disponibilidad de RRNN surge entonces la gran preocupación que compromete la estabilidad de la vida y lo seres humanos para comenzar, no existe un equilibrio estático entre la demanda y la provisión de alimentos en el mundo. Este balance no estable origina grandes desastres en un ecosistema.

Degradación de suelos en el mundo y Bolivia

La degradación de los suelos constituye un grave problema de los últimos tiempos y es un cáncer que compromete la estabilidad económica y el bienestar de toda la humanidad. Este problemas es una realidad del presente considerando que aproximadamente 22,5 .106/ton./anuales de la capa arable de los suelos cultivables del mundo han sido perdidos alcanzando aproximadamente 6.000.000 has. Y en Bolivia casi un 65.57 % de los suelos están deteriorados que alcanza aproximadamente a 418.000 has. Esta situación es muy preocupante y no es ajeno en el Altiplano boliviano casi a un 45 % de los suelos deteriorados.

Los grandes problemas que aquejan a los agricultores del altiplano son: erosión hídrica y erosión Eólica.

Erosión hídrica

Según PRONALDES (1996) la magnitud en la erosión de los suelos en Bolivia varía en función de la zona en las regiones o zonas tropicales y húmedas oscila entre 300 y 400 ton/ha abarcando un 41 % del territorio boliviano, en regiones áridas y semiáridas varia la erosión entre 1 a 180 ton/ha/ año cubriendo aproximadamente en un 10 % de superficie, estos datos indican que la cantidad de suelo erosionado está por encima de los límites permisibles para una buena producción. Estudios indican que un 45 % de los suelos están afectados en el Altiplano Véase cuadro 1

Erosión eólica

Este tipo de erosión en los suelos del Altiplano es considerable. La presencia de abundantes dunas en nuestro medio refleja la gravedad de este problema en la pérdida del suelo. En Bolivia alrededor del 30% de los suelos están afectados por la erosión eólica y existe alrededor de 70 Km2 de arenales. ¿Cómo se Determinara la medición y Velocidad de viento?

Salinización y sodificación de los suelos en el altiplano

Los suelos del altiplano presentan elevada salinidad debido a la acumulación de sales solubles en la capa arable resultante de la utilización de agua de riego con alto contenido de sales, elevación de la napa freática y la alta evapotranspiración. Estudios indican que aproximadamente un 50% de los suelos del Altiplano presentan problemas de salinidad especialmente suelos bajo riego. La mayoría de los suelos presentan sales, pero cuando la concentración excede los límites permisibles los suelos exhiben problemas y los cultivos sufren daños. Muchas sales son altamente solubles y su alta concentración, tal el caso de los suelos salino y sódicos, pueden causar niveles tóxicos de sales Ca y Mg. y de Na.

El Programa de Satélite Tecnológico de RRNN (ERST- BOL, 1979) según mapeo de Oruro indica paisaje dominante constituido por la llanura fluvio lacustre con unidad fisiográfica plana a casi plana los suelos del altiplano de acuerdo a la categoría taxonómica pertenecen a Aeric Halaquept, Duric Camborthid y Fluventic Ustochrept incluyendo los asociados. Typic, Natriargid y Vertic Camborthid. El paisaje corresponde a las llanuras fluvio lacustre han sido formados por deposición lacustre y fluvial y ocupa una gran parte del altiplano por la presencia del gran lago llamado Mataro Cabana, Ballivian posteriormente Tauca y posteriormente Minchin cuyo origen en la actualidad es el gran lago Poopo.

Desertización del Altiplano

En el altiplano se ha incrementado significativamente el desbosque a causa de la demanda de madera y leña. En algunas regiones se ha producido casi la destrucción total de la vegetación arbustiva y arbórea debido a las actividades mineras, domesticas, industriales y otros. Por otra parte el sobre pastoreo ha causado la degradación y destrucción de especies arbustivas y no se han planificado sistemas de regeneramiento y repoblamiento de la cobertura vegetal natural de kauchi, Thola, paja entre otras, para evitar que se desertifican y degradan la cubierta vegetativa están:

ü Extracción de arbustos como thola, paja, etc.

ü Provocar Incendios por chaqueo o barbecho.

ü Evitar el sobre pastoreo mediante el ramoneo constante.

ü Roturación intensiva en áreas especificas de población vegetativa.

ü Contaminación por actividad minera, derrames sanitarias e industrias y otros


[1] Docente Universitario

Publicado en Personal en Agosto 18th, 2011. Sin Comentarios.

EVALUACION DE LA EROSIÓN UTILIZANDO
EL MODELO (R) USLE CUENCA DEL LAGO POOPO Y URU URU

Por: Ing. Freddy Fernández C. y

INTRODUCCIÓN

El grado de depredación en los ecosistemas del altiplano y alto andino es alarmante como inexorable.

La provincias del Departamento de Oruro en general se ven afectadas con la desertificación de suelos por efecto del sobre pastoreo, cultivos en pendiente, Migración, etc. ha causado la pérdida gradual de los suelos, recursos hídricos, la flora y fauna.

Se han olvidado tradiciones culturales conservacionistas y se han introducido técnicas desagradables como la quema de vegetales secos (pastos y arbustos) para la habilitación de parcelas para la agricultura con la secuela del abandono de los mismos por efectos del calentamiento global.

A estos efectos, solucionar este problema de la EROSION se tomo como base de apoyo a la “Guía para la Toma de Decisiones en Conservación de Suelos” (3ra Aproximación), del Ing. Agr. Fernando García P., del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (I.N.I.A. 1992) .

Una herramienta para estimar las pérdidas por erosión que se generan al usar un suelo determinado, en condiciones topográficamente específicas, bajo un determinado sistema de uso y manejo. Se trata de la Ecuación Universal de Pérdida de Suelo o USLE (Universal Soil Loss Equation).

El modelo propuesto por Wischmeier y Smith (1960).

Las ventajas del USLE incluyen facilidad de uso, simplicidad. Estimar los seis factores importantes

En la actualidad se cuenta con una ecuación empírica calibrada, herramienta de planificación conservacionista a nivel de finca, se hace muy útil para cuantificar las pérdidas de suelo a nivel de finca.

pulse aqui para descargar

Publicado en Personal en Diciembre 15th, 2009. Sin Comentarios.

METODOS DE MEDIDA DE LA SALINIDAD DEL SUELO

Por Ing. Fernández C.F.

1. Introducción.

Entre los diferentes problemas que afecta a la agricultura a nivel mundial nacional y regional, la salinización de los suelos es probablemente uno de los más importantes debido al efecto limitante sobre el rendimiento de los cultivos. Así lo señalan autores como KOVDA Y SZABOLCS (1979) indican que la superficie del suelo agrícola afectada por sales mundialmente asciende a casi mil millones de hectáreas y las conclusiones y estimaciones por la FAO NN.UU y UNESCO concluyen que mas de la mitad de los suelos con regadío están siendo afectados por la salinización y /o alcalinidad secundarias.

Esta salinización secundaria trata generalmente la que es producida por el riego con aguas de baja calidad, por el ascenso de las aguas subterráneas y/o por la falta de sistemas de drenaje adecuados, esta además conduciendo al abandono progresivo de miles de hectáreas anualmente por los pobladores.

En nuestro país desgraciadamente mas de la mitad de los suelos son afectaos por la salinidad, principalmente en la zona árida y semiárida por el contacto de las zonas mineras y la corriente del lavado en todo el cauce del rió desaguadero que arrastra constantemente sedimentos y metales pesados que son acumulados en los ríos y lagos presentes.

Por otro lado la escasez creciente esta conduciendo a aumentar este fenómeno por el modo de obtención mediante bombas de las capas subterráneas que estos son contaminados por la presencia de sales en los suelo, por efecto del incremento de concentración del agua debido a la evapotranspiración y por la fracción del lavado.

Se tiene problemas de esta índole que requiere su resolución o mitigación parcial para enfrentar estos desafíos en la actualidad. Por tanto puede concluirse que una de las necesidades mas primordiales de la agricultura y provisión de alimentos como forrajes para los animales es realizar programas operativos de diagnostico y control de la salinidad de los suelos y de la misma forma para la calidad de aguas, para ello conlleva a realizar levantamientos de mapas de suelos salinos así como el manejo, tratamiento y recuperación adecuados de los mismos lo que en definitiva se traduce en un monitoreo frecuente y extensiva de la concentración de las sales solubles en el suelo.

Sin duda uno de los principales limitaciones para la viabilidad de estos programas de diagnostico y control ha sido la falta de métodos prácticos y sencillos y económicos para la medida de la salinidad de los suelos.

Si lugar a dudas el método aplicado por MAAS y HOFMAN (1977), a sido utilizado a partir de los cultivos con su rendimiento y esto puede reducir hasta un 25 % de su rendimiento, método utilizado a partir de muestras de suelo y posterior análisis en laboratorio.

Este procedimiento exige un tiempo y esfuerzo considerable debido a las numerosas muestras que es preciso tomar tanto en la superficie como a diferentes profundidades del perfil del suelo y a su vez llevadas al laboratorio lo cual precisa mucha mano de obra hasta pesarlo secarlo, molerlo y tamizarlo antes de proceder a la extracción de la solución del suelo (o una dilución de la misma) y a su posterior análisis químico.

Con el fin de salvar esta limitaciones inherentes al muestreo de suelo a partir de los setenta a noventa se han desarrollado nuevos métodos de la medida de la salinidad “in situ” mas practico sencillez y rapidez entre los que citaremos; a la sonda de succión cabe señalar dicho método han sido poco utilizados hasta la fecha debido a su fabricación y la falta de contrastación en diferentes lugares.

El objetivo de este trabajo es intentar cubrir este vació de información a través de contribuciones:

a) Extensa revisión bibliografica en la cual se discuten parámetros de medida de la salinidad a diferentes extractos de suelo interpretación de los mismos,

a) Un a evaluación experimental de los métodos durante los procesos de infiltración, redistribución y evaporación del agua en el suelo.

La consecución de estos objetivos debe coadyuvar a un mayor conocimiento de las ventajas y limitaciones y uso apropiado de los métodos de la salinidad aplicados y favorecer la implantación de los conocimientos en el diagnostico y control de la salinidad.

2. Sonda de succión

2.1. Descripción general del método

El método de la sonda de succión propuesto por BRIGGS y McCALL (1904) citado por Aragües R. (1990) puede aplicarse cuando la solución del suelo tiene un potencial métrico mayor de 0.1 MPa aunque este intervalo es muy pequeño con la correspondiente de agua disponible para las plantas que se extiende mas allá de 1.5 MPa, no debe olvidarse que la parte mas importante del movimiento del agua e el suelo se realiza en potenciales matriciales mayores de 0.1 MPa. Además desde el punto de vista agronómico, el rendimiento óptimo de la mayoría de los cultivos exige niveles de potencial superiores a 0.1 MPa por ello este métodos es aplicable a muchas situaciones reales.

El método se basa en la conexión de la fase acuosa del suelo con otra fase acuosa a la que se aplica vació. El mecanismo para mantener esta diferencia de presión se realiza a través de una pared porosa saturada en agua.

Al aplicar vació la solución del suelo entra en la cámara de aire de la sonda si este vació aplicado es mayor que el matricial adyacente. Una vez recogido la muestra de la solución del suelo en la cámara de sonda de succión, la misma se extrae y se lleva al laboratorio para la realización de los análisis químicos pertinentes.

2.2. Diseño y propiedades de la sonda de succión

2.2.1. Diseño

La geometría más apropiada de la sonda de succión depende del tipo de suelo e el que va ser utilizada y a las necesidades del investigador.

Básicamente, la sonda de succión consiste en un elemento poroso de forma y tamaño variable, a través del cual penetra la solución del suelo al aplicar un vacío al sistema. La de este elemento puede ser semiesférica como se ve en la figura 5, 6 y 7.

Publicado en Personal en Diciembre 15th, 2009. Sin Comentarios.

Estimados Estudiantes:

Les doy la bienvenida a esta nueva experiencia de aprendizaje, espero que mi conocimiento, experiencia y esfuerzo en este proceso contribuya a su formación profesional de manera óptima y con la predisposición de Ustedes mejoremos cada día la calidad de enseñanza en nuestra facultad.

Mucho éxito….

Publicado en Personal en Julio 22nd, 2008. Sin Comentarios.